Últimas Actualizaciones del Evento

Conciertos para guardar en tarros de miel

Posted on Actualizado enn

Tras un pequeño descanso, demasiado largo para mi gusto, vuelvo a las salas de conciertos, empezando 2017 de la mejor manera posible: los extremeños Sínkope.

Sínkope nace en los años 90, grabando su primera maqueta, La Viña del Señor, en 1991, lo que supuso el principio de su carrera entre certámenes y concursos de bandas, tras lo que acaba surgiendo en 1995 su segundo trabajo Flujo de Antropina. A base de giras, más certámenes y mucho curro, sigue naciendo más rock y poesía, El desenkanto del ruiseñor y …Y evoluciona el hombre (salvajes civilizados), donde ya escuchamos colaboraciones como Fernando Madina (Reincidentes), diversos componentes de Mägo de Oz, Manolo Arias (Muro) o Dani (Ars Amandi). Sínkope ya tenía su hueco en el Rock, y se acaban de consagrar con Humo de Contrabando, siendo ya conocidos en todo el país y llenando salas tan míticas como La Riviera de Madrid. Y si quieres llorar, te hago reír comienza una gira que les mete en los carteles de la mayoría de festivales de la geografía española, y en Esta noche se merece otra ronda llegamos a escuchar más colaboraciones como Kutxi y Kolibrí (Marea). Después del trabajo Canciones repescás, retocás y arrejuntás… y otras, donde como promete el título recopilan antiguos temas, algunos cambios de formación y rifirrafes con su antigua discográfica aparece su penúltimo disco, Cuando no te pones falda, al que sigue Museo de rejas limadas. Recuerdo adquirir este último en el Viña Rock 2015, y llevarlo a que el grupo me lo dedicara, como una niña nerviosa, al no poder resistirme tras escuchar en directo Agradecidos a ti, sentida canción que Sínkope le dedica al maestro Rosendo Mercado. Ningún trabajo de este grupo ha decepcionado nunca, y desde luego, no falta nadie en España amante del rock que no conozca a la banda. No hay excusa, ya no faltan en carteles de festivales tan sonados como Extremúsika, Viñarock, Derrame Rock, Shikillo Festival… así como en salas de todo el país. Y así, el sábado por la noche mis rockeros de más pura cepa, Iván, Óscar y yo, pudimos verles en la Sala Penélope de Madrid.

Las entradas salieron a la venta para el viernes 17, pero igual que en 2015 estas volaron, llegando rápidamente al sold out. Por lo tanto, se dobló la fecha gracias a lo que pudimos, y menos mal, acudir el sábado a la cita, en una sala abarrotada de gente, que había agotado las entradas por segundo día consecutivo.

Tras unos versos de Paco Ibáñez, que caldearon el ambiente a la perfección, los músicos salieron al escenario, Miguel Álvarez al bajo, Alberto David y Woody Amores a la guitarra, Ferdi Hernández a la batería y Vito, con su inconfundible parche en el ojo, a la voz.

img_20170218_215132

Un concierto de Sínkope es una apuesta segura, y es que siempre he dicho que esta banda tiene letras que probablemente se encuentren entre las más bellas del mundo. Canciones que Vito no quiere llamar románticas, si no “sentías”, que te rasgan el alma como Cuando no te pones falda, Le voy a cobrar a tus labios tus miradas o Romance de la luna gitana y el sol poeta. También cantaron a nuestra ciudad con Y pare Madrid, nos regalaron un nuevo tema de su próximo trabajo, que ahora esperamos con ansia, ya que promete mucho, Matar se me olvida, El carro de la vida… una noche inolvidable que la banda prometió guardar en Tarros de miel.

Poco se puede decir de unos músicos que a base de trabajo duro se han convertido en míticos. Como decía, ningún amante del buen Rock puede perderse los temas de Sínkope, la voz rasgada de Vito, los acordes mágicos de sus instrumentos y esas letras indescriptibles.

“Si nosotros fuéramos estrellas, que no queremos serlo, vosotros seríais nuestro firmamento, porque no podríamos existir sin ustedes”. Por nuestra parte tenéis galaxia para rato maestros. ¡Por muchos más años de Rock & Roll!

img_20170218_215123

Una horda de orcos conquista la Penélope

Posted on Actualizado enn

Anoche tocaba volver a la Sala Penélope a disfrutar de un grupo del que ya os he hablado en muchas ocasiones: El Reno Renardo.

Como parte de su gira Merienda Cena con Satán, su último álbum, los bilbaínos venían a la capital a patear nuestros blancos culos madrileños.

Ya os conté la historia de este grupo cuando su nuevo disco salió a la venta, y también mis experiencias en sus conciertos de este año en el Viña Rock y en el Alterna. Y es que, desde la primera vez que les viese en la sala Arena hace ya 4 años, este se ha convertido en mi noveno concierto del Reno, y se vive cada uno como si fuese la primera vez.

La sala prácticamente llegó al lleno, a algo más de una semana para el evento ya no quedaban entradas on line, y ayer solo había algunas en taquilla. Un montón de fans se agolpaban en la Penélope esperando a que el escenario, con dos paneles con el logo de la banda a cada lado, se llenará con Jevo Jevardo, Ander the Thunder, Iván y Mikel.

De pronto las luces se apagaron y en las pantallas de la sala se emitió una selección de lo mejor de YouTube: a las chicas de verdad les gusta el pollo frito, Flos Mariae, Trololo… un empiece que solo podía ser de ellos. Y entonces, un reno llegó al centro del escenario dejando una barbacoa, llegaron los músicos y sonó Cipote Ancho seguido de Meriendacena Medieval. El concierto siguió la dinámica de siempre: muchas risas y un repaso a sus temas, antiguos y nuevos, absolutamente fantástico.

img_20161119_212805img_20161119_213602

Escuchamos Orcos de Mordor, la canción que el Reno Renardo nos dedica a sus seguidores, en la que voló un sujetador al escenario. Y si, una vez más era mío, y es que la banda va a tener que empezar a financiar mi ropa interior porque no doy abasto.

img_20161119_220802

También sonó el As de Oros, versión de Ace of Spades de Mötorhead, en la que el reno sacó una enorme carta con un as de oros.

img_20161119_214751

Disfrutamos la versión extendida de El Reno Renardo, primera canción del grupo que, en conciertos, acaban con un mix de algunos de sus temas para no dejarse nada en el tintero. Camino Moria, El Bardo Bastardo, El Bogavante, Mi Casa, Todo Seta, No Hay Huevos… tras un gran repertorio el grupo hizo como que se marchaba para volver, con todos los instrumentos cambiados, y tocar Chicken es Pollo y, para rematar, Crecí en los Ochenta.

img_20161119_214941img_20161119_215649

Un concierto increíble, como siempre, y una noche fantástica que culminó tomando algo con todos ellos en el bar La Bóveda, por cierto, muy recomendable, con muy buena música y buenos precios.

img_20161120_005927

Como sabéis mi cariño al Reno Renardo es algo muy especial, una banda a la que sigo desde hace muchos años y que me han devuelto mucho. Poder disfrutarles de nuevo, y tener la oportunidad de pasar un rato con ellos es un lujo, pocas bandas pueden presumir de la cercanía que ellos muestran.

De nuevo gracias, ya sabéis que volveremos a vernos. Y vosotros, si queréis pasar un rato fantástico, con muchas risas, buena música y conocer la historia de las lentejas, no os perdáis el próximo concierto de El Reno Renardo ¡Un galán cortés y gallardo!

Mundo Idiota y mucho Punk

Posted on

Ayer por la noche tocaba ir de vuelta a la sala Caracol. Íbamos a ver, como hace un año en el mismo lugar, a The Birra’s Terror y Manifa, y de nuevo bajo la organización de Festival Mundo Idiota.

El panorama era cuanto menos interesante, y es que durante esta semana nos informaron de que se disponían a celebrar en este concierto un Halloween con retraso, y que habría regalos para todos los que fuésemos disfrazados. Y ahí estábamos, llenando la sala Caracol con payasos asesinos, osos panda y Harleys Queen. Para reforzar lo familiar de la situación, Mena, cantante de Manifa, se paseaba por la sala con su maquillaje de Joker y su bate de béisbol saludando a toda la gente que iba entrando en la Caracol. Con este escenario, tan random y fantástico que se forma en los eventos Mundo Idiota, empezaba una noche que prometía muchísimo.

received_1122255681225764

Los primeros en subirse al escenario fueron The Birra’s Terror (que no Los Birras, cuidado con no confundirse). TBT es un proyecto que comienza con Matrako, el actual cantante y guitarra, que grabando todos los instrumentos y voces saca en 2010 en descarga directa la maqueta Caras B bajo el nombre de The Birra’s Terror. Entre 2010 y 2011 empieza a consolidarse una banda, con Fufi “the birra’s acossator” al bajo, LeyDi Beer a la batería y Matt. L. Monkey a la guitarra y voces. Comenzaron una gira que consolidó al trío y, tras un descanso, sacan a la luz su segundo trabajo: Desde la Mazmorra. TBT continúa recorriendo los escenarios del país y llega en 2013 Dos Temas Nuevos y un Directo de Relleno y en 2014 Estamos Todos Acusados. El bajista Fufi fue sustituido en este año por Charlie Grandpapa y en 2015 se incorpora Paki superlatero a los coros y como showman. Este mismo año publican su último álbum, Regreso a la Ordalía, un trabajo que crea un paralelismo entre la sociedad occidental contemporánea y la Edad media. Como todos sus trabajos, podéis encontrarlo en descarga gratuita en su página web.

El concierto fue sencillamente brutal. Un repaso a sus temas que no paramos de corear todos aquellos que íbamos poblando la Sala Caracol. Con las performances de Paki y la caña de los músicos de TBT, fue imposible no acabar agotado y medio afónico tras una actuación genial a pesar de los problemas técnicos. Fue un lujo poder gritar contra la represión, el capitalismo, que viva Vallekas y, por supuesto, bailar el Baile Asexual. Si tenéis oportunidad de ver a estos artistas en directo no la perdáis porque es una gozada, y no dudéis en descargar o comprar sus trabajos, porque están llenos de verdades como puños.

img_20161112_204158img_20161112_211220

Ahora le tocaba el turno a Manifa, de los que ya os hablé cuando sacaban su último álbum Cristales Rotos. Si su fuerza ya es increíble en sus discos, el espectáculo que montan en directo es algo de otro mundo. Una intensidad que no baja en ningún momento, unos músicos entregadísimos y un cantante que como showman no tiene desperdicio ninguno, cediéndole el micrófono a su público en cada canción e interactuando con nosotros constantemente de mil maneras, como por ejemplo cuando se baja las mallas para mostrarnos su trasero, donde ha escrito “PP” para que, a cachetadas, lo dejemos bien rojo.

img_20161112_222137img_20161112_230644

Como os digo, un espectáculo irrepetible que es difícil encontrar en cualquier otra banda, y es que solo con ellos me he tirado al suelo para hacer un Wall of Death croqueta o he hecho una conga vegana a ritmo de “no conquistas nada con una ensalada”.

img_20161112_224958

Manifa es un grupo al que tengo un inmenso cariño, que te muestra la realidad como es y que te saca de dentro las ganas de cambiarlo todo. Con un cantante, Mena, que siempre ha sido cercano con todos los que le han demostrado admiración, tratándonos como colegas y no como fans.

Por todo esto, gracias TBT y gracias Manifa por una noche única, y gracias Mundo Idiota por seguir al pie del cañón organizando espectáculos únicos, espero que por muchos años más.

Me llevo de la Caracol muchas risas, amigos y dos cartas con mensajes que no debemos olvidar nunca.

img_20161113_105523

Borrascas que llegan en mitad de anticiclones

Posted on

El pasado viernes tocaba visitar una sala que no he frecuentado demasiado, pero esa noche había un gran motivo para hacerlo: La Pulquería.

img_20161111_223240

La Pulquería es un grupo que surge en Valencia en el año 2000. En su música podemos ver una fusión de estilos tan original como hard rock y ska con corridos y rancheras mexicanas, o como ellos lo llaman: Hard-Mariachi. Con cuatro álbumes: Corridos de amor (2004), C’mon Fandango (2007), Hey Ho, Chingón (en directo, 2008) y Fast Cuisine, un menú de 3 platos (2010), decenas de conciertos y un parón en 2012 que finalizo con una gran gira en 2015, los pulqueros teníamos muchas ganas de más, y llegó, hace unas semanas, Lobo de Bar.

Este nuevo disco llega con esa combinación de canciones con todo el cachondeo del mundo y otras tan serias y profundas que te dan un mazazo cuando las escuchas. Es el caso de El Viaje de los Perdidos, una canción que nos estremece a todos ante la realidad de todas esas personas que se juegan la vida en el mar para venir a Europa, y solo encuentran, de nuevo, la más absoluta miseria. Borrascas & Anticiclones fue el primer adelanto de este disco, y nos dejó claro que la calidad iba a ser la misma que nos han ofrecido siempre. Ganas de saltar, bailar y una promesa de unos directos que iban a dar mucho que hablar en esta gira. No faltan los guiños a aquellas tierras que tanto ama La Pulquería en canciones como No te Despidas de México, las risas en El Brazo o la emoción en las preciosas palabras de Podrías, que canta Huracán con Rozalen. Un álbum de 11 canciones que no deja a nadie indiferente, y que demuestra que esos Diez Años de Ron Cola no han hecho mella en estos enormes artistas.

Y después de todo esto, podréis imaginar que las ganas de ver a la banda me sigan poniendo de los nervios, sin importar las veces que haya podido vivir su directo. La noche empezó con unos teloneros que me dejaron gratamente sorprendida: The SaltitoS. Empezaron el concierto lento, con su canción We Are the Saltitos, que de pronto rompió con un ritmo y una fuerza brutales. El resto continuó con la misma dinámica, unos músicos entregados y de gran calidad, con una voz que me dejó enamorada. Desde luego, muy recomendables.

img_20161111_210202

Y ya llegaba el turno de los ibéricos chicanos. Para ponernos a tono, reprodujeron el emotivo videoclip de Diez Años de Ron Cola, grabado en todos esos años de conciertos que La Pulquería lleva a sus espaldas. Y ya calentitos, salieron los artistas a ritmo de Borrascas & Anticiclones, volviendo absolutamente loco al público, en una sala But completamente llena.

img_20161111_223227img_20161111_223235

Quien haya vivido un concierto de La Pulquería sabe de lo que hablo, y es que es una fiesta constante. Un incombustible Huracán que no para de saltar por todas partes y unos músicos increíbles hacen que la motivación no se agoté ni un segundo. Una mezcla entre clásicos como El Día de los Muertos o No Hay Amor se fundían con los nuevos temas como El Brazo o No te Despidas de México. Lloramos con Plata o Plomo, bebimos tequila con Tan Cierto Que Pasó y casi muero aplastada en la vuelta de Huracán al escenario de una de las varias veces que se lanzó al público.

img_20161111_225205

La fiesta acabó subiéndonos al escenario a ritmo de No Money, No Honey, algo que puso nerviosa a la seguridad de la sala pero que no nos impidió saltar y bailar con La Pulquería en el escenario que había albergado aquella fiesta.

img_20161111_232249

El espectáculo no podría haber sido mejor, una entrega que se nota en cada nota y cada gesto, una banda que es sencillamente única. No puedo evitar que se noten en mis palabras la emoción de haber disfrutado, una vez más, un grupo que es tan especial para mí y para muchos. Y también valorar la cercanía de unos músicos que saben agradecer a su gente el apoyo de todos estos años, y que no dudaron en esperarnos en el merchandaising para hablar con nosotros y firmarnos discos y camisetas.

img_20161112_000142

No hace falta que os diga que si no habéis escuchado nunca a La Pulquería debéis hacerlo inmediatamente, una experiencia increíble que os hará, sin duda, correros de amor.

Gracias por tanto.

img_20161111_223255

Balas perdidas

Posted on Actualizado enn

No pisaba la sala Caracol desde hacía ya muchos meses, y desde luego no se me ocurre una forma mejor de hacerlo que con el concierto que vivimos el sábado: el fin de gira de No Konforme. Desde aquella última vez en el Viña Rock, el cuerpo se me había quedado con muchas ganas de más, ganas que quedaron más que suplidas aquella noche.

img_20161105_211918La fiesta empezó con una banda invitada cuyo directo tenía muchas ganas de vivir: The Skartes. Este grupo lleva una enorme trayectoria de conciertos, y cuando una vive uno de ellos lo comprende. Tienen una calidad inigualable en sus canciones, y el directo es una auténtica fiesta. En todo momento animaron a un público que no paraba de llegar, con ese ritmo que solo quien escucha ska comprende, siendo imposible no bailar y poguear con sus temas. Quizá uno de mis momentos favoritos de este gran inicio de la noche fue cuando anunciaron que tocaba ponerse nostálgicos, y sonó una versión muy ska de Oliver y Benji, Doraemon, Los Frutis y el Inspector Gadget, incluso nos atrevimos a gritar Bitlechus tres veces en dos ocasiones. Esta banda que lucha por la cultura libre y por los grupos de barrio fue un auténtico acierto.

img_20161105_210455

Y ya llegó la hora de No Konforme. No Konforme surge en 2006, hace ya 10 años, en el viejo Madrid, por el sentimiento de querer cambiar el mundo y, como ellos dicen, vivir el rock día a día. Tocando temas como la vida en el barrio, la lucha por la igualdad o contra la violencia de género, se graba una primera y modesta maqueta con el mismo nombre. Tras una serie de conciertos acaban grabando en 2011 su primer disco: La primera en la frente, producido por Kosta Vázquez, que siempre ha tenido ese fantástico ojo para reconocer el talento. Ya en este primer álbum podíamos ver colaboraciones como la de Fernando, de Reincidentes, en Vertedero Infantil o Juankar, de Boikot, en Latifundista. Tras una larga gira, en 2014 llegá su segundo trabajo: Los que van a morir te saludan la sudan, de nuevo bajo la producción de Kosta. Una vez más el disco viene cargado de enormes colaboraciones como Pulpul de Ska-p y “El Feo”, de El Último que Zierre.

img_20161105_220436

Las luces se apagaron y, como no podía ser de otra manera, sonó en la sala Caracol: “Recuerden, recuerden, el cinco de noviembre. Conspiración, pólvora y traición. No veo la demora y siempre es la hora, de evocarla sin dilación”. Un comienzo apoteósico para lo que sería una noche increíble. Las canciones de No Konforme llenaban una sala abarrotada de gente que vibraba con cada acorde. Canciones contra las desigualdades, contra el machismo, por la revolución y algunas más cachondas como Malakresta se iban sucediendo una tras otra, incluso sonó Niño Soldado, como guiño a la influencia que el grupo vallekano Ska-p ha tenido sobre No Konforme. El concierto continuaba en lo que creo que supuso un fin de gira perfecto para la banda, y pretendió con Morao, ese color que le falta a la bandera. Pero como ya sabemos, la última nunca es la última, y la formación volvió al escenario con STOP Desahucios, un grito contra una de las mayores injusticias que azota el país. No Konforme aún se guardaba una sorpresa, y es que, tremenda casualidad, llamaban al escenario a Anibal, cantante de Limando, de los que os hablaba la semana pasada. Ante mi asombro y alegría, el grupo cantó con el genial showman que es Anibal Mierda de Ciudad y Sarri Sarri. Nos despedimos con su ya mítico Bala Perdida, poniéndole broche a lo que pienso que fue una setlist perfecta y un concierto sensacional.

img_20161105_220424

Me quedo a la espera del próximo, aunque en abril nos volveremos a ver, espero que esta vez los mandamases sean conscientes de la relevancia que este grupazo que es No Konforme se merece.

Siempre es un placer poder escuchar estos grupos humildes, cercanos, que hacen barrio y que han luchado tanto para llegar hasta ahí. Siempre tan agradecidos a su público, casi tanto como nosotros a ellos por hacernos disfrutar cada tema y cada concierto.

Gracias compañeros ¡Salud y República!

Halloween a ritmo de Ska

Posted on

Aunque nos guste más o menos, la celebración del día de los muertos ya es una realidad en nuestro país. Todo el mundo se pone sus mejores galas terroríficas y la oferta de planes se dispara en todo tipo de locales. En esta tesitura, yo este año abogué por sacar entradas para el Skalloween Mad Fest.

El pasado sábado, en la mítica Gruta’77 de Carabanchel se celebraba por segundo año consecutivo este festival que prometía una noche de los muertos (un pelín adelantada) con muy buena música en directo.

Un puñado de zombis, payasos diabólicos, enfermeros sangrientos y una larga ristra de esperpenticidades iban poblando la sala a la espera de los tres grupos que llenaban el cartel del evento: Limando, Goulamas’K y Oferta Especial.

Limando fueron los encargados de empezar la fiesta. Ska, Rock y Kumbia, como ellos se definen. Me enamoré del directo de esta banda en la Sala Penélope, cuando teloneaban a Juantxo Skalari y la Rudeband, y desde luego no podía perder la oportunidad de volver a ver ese espectáculo. La formación incluye a su cantante y showman Anibal, Edu a la guitarra, Miguel a la batería (que no dudó en salir de su redil en ciertas ocasiones para demostrarnos que los baterías tienen piernas), Javi con el bajo y la genial Elisa con trompeta y teclados. Canciones divertidas, con mucho ritmo y una continua interacción con el público provocan que la sonrisa no se te caiga de la cara en todo lo que dura un concierto que pasa volando. No tenéis excusa para no escuchar a esta gran banda, ya que su disco Mis amigos, con colaboraciones como Juankar de Boikot o Uri de Bongo Botrako, se encuentra en descarga gratuita. Y desde luego, tampoco debéis perderos su anterior trabajo, Totitoti, con temas que, literalmente, hicieron moverse a toda la sala sin excepción.

img_20161030_001530

Ahora tocaba, por primera vez en Madrid, mi gran descubriendo de la noche: los franceses Goulamas’K. Esta banda de ska que nace entre Toulouse y Marselha no puede dejar indiferente a nadie. Sus canciones tienen una fuerza increíble, introduciendo instrumentos como el oboe, la gaita, la flauta, el trombón o el saxofón, consiguiendo una mezcla de estilos y un sonido que resultan absolutamente únicos. Canciones que claman a la revolución y la lucha, Goulamas’K te dejan con ganas de salir a comerte el mundo y de seguir bailando toda la noche. Un auténtico espectáculo que repetiría una y mil veces. Desde luego, no dejéis de escuchar esta banda y no perdáis la oportunidad de verles si vuelve a darse.

img_20161030_015815img_20161030_012956

 

 

 

 

 

Cerraban, repitiendo del Skalloween 2015, los fantásticos Oferta Especial. Estos valientes músicos han luchado contra viento y marea y con mucha ilusión para sacar su proyecto musical adelante. Tras su primer álbum, Kon Más Kojones Ke Kabeza, grabado en los estudios OASIS con la ayuda de Kosta Vázquez (Boikot), la acogida del grupo empieza a crecer, y es en 2009 cuando sale a la luz su segundo trabajo, Donde las Toman las Dan, con colaboraciones de la talla de Kogote (Ska-p), Fernando Medina (Reincidentes) o el propio Kosta. Tras una larga gira de tres años, que ya incluía destinos europeos, sale su disco trabajo Otra Vuelta de Tuerka, de nuevo repitiendo algunas colaboraciones como la de Kogote y otras nuevas como la de Bode, de Porretas. El cariño y las ganas que estos seis músicos ponen en lo que hacen se nota en cada nota. Todos sus trabajos tienen una calidad increíble, fruto de un esfuerzo y una dedicación que mucha gente del mundillo debería envidiar. Sus canciones, como ellos mismos dicen, cuentan las injusticias sin pelos en la lengua, luchan por la cultura libre y contra todo aquel que quiera que nos arrodillemos. Con un directo impecable y un continuo subidón los conciertos de esta banda siempre son un auténtico placer que no me cansaré de repetir.

img_20161030_020719

Mi experiencia en el II Skalloween Mad Fest no pudo haber sido mejor, tres conciertos impresionantes rodeada de gente con muchas ganas de pasárselo bien. Seguro que si el evento vuelve no dudaré en repetir experiencia el año que viene, y es que, ya que tenemos que celebrar el día de los muertos, que mejor manera de hacerlo que bailando ska.

Chungos, grandes y fuertes, pavo.

Posted on Actualizado enn

El jueves y el viernes un terremoto amenazaba Madrid, y yo no quería perdérmelo. De la mano del festival Mundo Idiota llegaban a la Sala Penélope Msias y Sons of Aguirre.

“Somos los Sons of Aguirre y hemos venido a por todo el pastel, solo con cuatro canciones ya nos follamos a todo internet” cantan WillyLET y MC Endesa, y no les falta razón. Tras sacar la primera fecha, el viernes, las entradas volaron hasta llegar al sold out y anunciaron nueva fecha para el día anterior. Yo no quería quedarme sin ver este fenómeno de masas en su plenitud, y en mi extremo frikismo conseguí entradas para ambas fechas.

Ya os hablé del personaje de Diego Varea, Msias, cuando hace unos meses le veíamos en Vallecas en la mítica Jimmy Jazz. El espectáculo de nuevo no decepcionó. Como os conté, conocí a Msias en el Mundo Idiota 2015 en la sala Caracol, y desde entonces me tuvo conquistada. De hecho, en una sala repleta de fans de los hijos de Aguirre (entre los que por supuesto también me incluyo) debía de ser de las pocas que les conoció a través de Msias y no al contrario. A pesar de que la llena Penélope se inclinaba más por el grupo de Masa y Día Sexto, las carcajadas y coros al personaje de Diego fueron más que patentes. No obstante, alguna indignación cundía entre el público, algo que sinceramente me cuesta comprender. Puedo entender ciertas críticas, lo que no entiendo es cuando van hacía un artista al que no se conoce, pero cuando los raperos por los que se tiene lo que ahora se llama hype, esos principios contra el humor protesta desaparezcan mágicamente. Y es que Diego esta vez no leyó el contrato que otras veces ha leído, aclarando (lo que yo pensaba innecesario, pero una vez me doy de bruces con la humanidad) que está en contra de cualquier tipo de opresión y que con su personaje pretende ridiculizar en clave de humor una institución sin sentido.

img_20161013_213408

El caso es que ambos días disfruté de Msias como una enana. Con todos los temas de su único disco, La Última Cena, y un espectáculo renovado. Aun con los chistes y pequeños monólogos de siempre, el rapero por fin aparecía con Dj. Incluso se trajo al coro de la sacristía, un rapero del que desgraciadamente me perdí el nombre. Y digo desgraciadamente porque además de hacer su trabajo como segunda voz estupendamente, el viernes nos regaló un conjunto de rimas propias criticando la sociedad actual demoledoras. Un golpe contra la realidad que dejó a la sala vitoreando al compañero de Msias, que nos devolvía a la temática humorística del concierto diciendo “ves Monedero, yo me he traído a mi propio populista”.

Fue un placer empezar la noche con el rapero católico de combate. Y ya tocaban los hijos de Aguirre. La creación de Masa Demócrata, twittero, youtuber e incluso colaborador en El Jueves, y David, más conocido como Día Sexto, rapero que todos y todas hemos escuchado alguna vez, que deciden transformarse en MC Endesa y WillyLET y empezar esta locura. Sons of Aguirre consiste en una parodia de rap de derechas, con canciones ácidas y divertidas ridiculizando esta ideología. Lo que empezó como una broma empezó a crecer más y más, con solo tres temas ya empezaban a dar conciertos, vender camisetas y levantar pasiones de todo tipo, hasta el punto de que algunos medios de comunicación han llegado a creer que lo que estos dos amigos hacían iba enserio. A esos tres temas, Vete a Cuba, Los Chicos del FMI y Ajo Infuso, esta última con el mismísimo Msias, prometía Masa añadir cuatro canciones más en verano. Se les echó un poco el tiempo encima, y cuando lo dábamos ya por perdido aparece Napalm de Libre Mercado, al que se le unen más adelante la de los Maniquíes, Explotando y Amor Ideológico Imposible. Ya estaba compuesto el primer disco de Sons of Aguirre, al que titulan Si es legal es ético, si no fuera ético, sería ilegal, y con ello el set list del concierto.

El bolo empieza fuerte, con Vete a Cuba y la de los Maniquíes. Masa y Día Sexto debían de estar alucinados frente a una sala Penélope absolutamente abarrotada de gente. “¡Si yo digo char tú dices mander!” gritó WillyLET, “¡Si yo digo ven tú dices fóllame!” dijo MC Endesa, burlándose de uno de los temas que más conocido hizo a su compañero en un registro muy diferente. Y ahí llegó la sorpresa del estribillo de Inés, canción de Día Sexto que habla de la integrante de Ciudadanos Inés Arrimadas. Además de este tema, también pudimos oír Bertín, temas de David que no se salen del registro del concierto de anoche. La noche siguió con mucho cachondeo, el jueves tiraban al público un coche de policía teledirigido como el que sale en su videoclip Explotando, y ayer el deleznable libro España: con Dos Cojones de Álvaro Ojeda. También a grito de “¡Cabrones!” saludamos a Facu Díaz y Miguel Maldonado que estaban entre el público. Se oyeron gritos irónicos de UPyD, Abascal, Amancio y, por supuesto sin ironía ninguna esta vez, Alfon libertad, “aunque esto se salga de la temática del concierto, me alegra ver que habéis entendido que todo esto es broma”, decía Masa después de unirse a este último clamor.

img_20161013_223542

Aunque con siete canciones la lista de temas no puede albergar muchas sorpresas, el concierto fue una pasada. Un lleno merecido y un fenómeno a estudiar el de Sons of Aguirre. Un Wall of Death, a la derecha seguidores de Rajoy y a la izquierda de Aguirre (para acabar con este conflicto en la derecha, según nos dijeron) dieron fin a dos noches increíbles que repetiría una y mil veces.

img_20161013_223940

Reconocer una vez más los grandes eventos que organiza mi querido Festival Mundo Idiota, detrás de todo este tinglado, y alabar de nuevo la opción de usar el humor como crítica y como arma en una sociedad que cada día pierde más el norte.

mundo-idiota-podcast