Y llegó abril, y nos volvimos a ver

Posted on Actualizado enn

Viñarock-logo-2k16

El jueves pasado tocó, por tercer año consecutivo para mí, hacer el macuto y poner rumbo Villarrobledo. Un año más comenzaba el Viña Rock.

Nada más llegar el número de asistentes simplemente impresionaba. No obstante, esto era esperable, ya que este año la subida desorbitada de precios fue más que notable. Las entradas de primer precio, alrededor de 27 euros, se agotaron en una media hora el día de septiembre que salieron, y al día siguiente ya habían duplicado prácticamente su precio de salida, hasta el punto de que las últimas entradas ofertadas antes del festival costaban 88 euros. Mientras algunos de los seguidores del festival afirmábamos que estos se habían subido a la parra, ellos alegaban que simplemente la velocidad de venta se había incrementado, aunque el hecho de que se hayan permitido un anuncio en televisión, inmensos monitores nuevos, un enorme cartel de recibimiento y nuevos servicios, a un módico precio, como la “festi box” (o precio simbólico, como describen el precio de las duchas) apoyan en cierto modo la primera afirmación.

DSCN2148.JPG

No obstante, a pesar de varias bajas, el cartel tenía la buena calidad de costumbre. Con mi horario impreso y subrayado de niña buena nos fuimos moviendo por los escenarios del recinto, y los estrenamos con un descubrimiento: Dakidarría, una banda gallega de ska punk y reggae que os recomiendo encarecidamente, nos ofrecieron un concierto movido y buenrollero que, en mi caso, supuso un buenísimo comienzo. A continuación, los vascos Kaotiko no nos dejaron tregua, en un mar de gritos y pogos. Uno de mis grandes momentos de ese primer día me lo regaló Barón Rojo, a los que vi por primera vez, y es que los años no pasan por sus voces y su música, nuestros puños y cuernos clamaron junto a nuestras voces que nuestro rollo, el de los hijos de Caín, es el rock. Berri Txarrak no nos dejaron indiferentes, dando un concierto enérgico y muy multitudinario. Me dio rabia perderme a los ya míticos Trashtucada, que con su De Festi Vale han puesto himno a este festival (aunque para mí, la cosa está reñida con Festival, del Reno Renardo), pero no podía perderme el renacimiento de los Konsumo Respeto, que volvían a los escenarios a la misma hora. Imposible no emocionarse con esta banda que nos ha acompañado a muchos durante tantos años, en el pequeño escenario The Cavern nos lo pasamos como enanos, aunque personalmente me falló ese Final del Cuento, himno en mi adolescencia. Cerraron mi día, como no podía ser de otra manera, Boikot, un año más, en un concierto en el que no faltaba nadie, con unas letras que ya están grabadas a fuego en nuestras cabezas desde hace mucho tiempo.

El viernes tocaba la Pulquería, así que llovió. Hay alguien ahí arriba con un pésimo gusto musical la tiene tomado con estos ibéricos chicanos, pero eso no nos frenó a nadie. Comenzamos con un gran concierto de los vallecanos No Konforme, de unos injustos 25 minutos, esperamos que la enorme calidad del concierto que nos regalaron y la gran audiencia de la que gozaron los de Madrid sirva de lección a los señores del Viña Rock para que nunca más un grupo tan bueno y humilde tenga que correr durante 25 minutos mientras otras bandas gozan de hasta dos horas de concierto.

DSCN2138

Después tocaba Envidia Kotxina, en gira de despedida después de 22 años, os echaremos de menos, por lo menos fue un adiós realmente épico. Desakato tronó en el escenario Control, a pesar de ser tan buenos como siempre a los más acostumbrados nos chirriaron sus temas sin el sonido de la gaita, sonido que esperamos que vuelva pronto. Poco nuevo se puede decir de Porretas y Reincidentes, veteranos y conocidos por cualquiera que sepa un poco de rock, nos regalaron ratos de clásicos y sonrisas. El Chojin nos sorprendía en el escenario de rap con instrumentos como batería y guitarra, tanto acústica como eléctrica, y es que cuando uno es bueno, es bueno, y el Chojin no se cansa de demostrarlo. El espectáculo que ofreció la rebautizada Gran Pegatina no tiene palabras, desde luego Viña Rock se olía el lleno que finalmente supuso, puesto que les cedió dos horas. Con siete nuevos miembros el espectáculo de imagen y sonido que tuvo lugar, a pesar de la lluvia, simplemente tiene que vivirse, el ritmo de rumba de estos catalanes quedó patente una vez más, durante un tiempo en el que nadie pudo aburrirse. Los italianos Talco volvieron a honrarnos con su presencia, entre saltos y un italiano chapurreado cantamos contra el capitalismo, el fascismo y, en definitiva, clamando revolución. Como introducía, volvió este año La Pulquería, muy queridos por mi parte, con unos temazos que mezclan el hard rock, el ska y las rancheras mexicanas, y con el mérito de que Huracán, su cantante, igual que hace 10 años, apareció con una escayola que no le frenó en absoluto, saltando, gritando e incluso compartiendo una botella de tequila con el público.  El cansancio y el frío acumulado a lo largo del día pudieron conmigo en este punto, y un año más me quedé sin ver a The Lokos, espero que esto cambie pronto, vallecanos.

DSCN2141

DSCN2154Como viene siendo tradición, empezamos el sábado con Los de Marras, a los que no paró el sol que reinaba en contraste al día anterior, a unas calurosas cinco y media de la tarde, esperemos que en próximas ediciones el horario acompañe más a estos grandes músicos. El Último Ke Zierre estrenaba su nuevo LP, Cuchillas, lanzado en febrero, aunque eso no quitó que la banda de punk rock nos regalará algunos de sus clásicos. Ahora tocaba lo bueno, mis queridos Reno Renardo comenzaban un brutal concierto que comenzaba con una barbacoa en el centro del escenario, en alusión a su último disco Meriendacena con Satán, como siempre nos tocaron todos los temas que pudieron, que el público gritaba sin parar, con esas grandes risas que provocan los de Bilbao. Más adelante nos ofrecieron una firma en la que se mostraron accesibles y muy cercanos, demostrando que el buen rollo no queda sólo en sus letras sino también en sus personas.

DSCN2158

Tras un descanso en 2013, vuelven con más fuerza que nunca los Lendakaris Muertos, estrenando guitarra: Joxemi, de Ska-p y No Relax, que no desentonó en absoluto. Gracias a lo poco que duran sus temas, esto permitió, una vez más, que nos ofrecieran un concierto con un gran repaso de su genial repertorio. Desde luego, reconocerle el concierto más multitudinario a La Raíz, que no cesaron de dejar patentes sus mensajes políticos en cada frase.

En definitiva, mi aventura viñarrockera se resume en calor, frío, lluvia, barro, risas, amigos, buena música y muy buen rollo. Esta es la mía, sé que entre los más de 200.000 asistentes del festival habrá más de 200.000 historias que se quedan en nuestras pulseras y memorias. A pesar de todos los errores que el festival comete cada año, parece que la avaricia aún no ha roto el saco, y por mi parte la intención es repetir experiencia en 2017, aunque sería conveniente no tensar más la cuerda.

En fin, una vez más nos despedimos de Villarrobledo, bajo la promesa de volver a vernos en abril y gritando mucho Viña Rock, aunque yo también querría despedirme citando a los Manifa con un mensaje que creo que es conveniente recordar siempre:

De puta madre que haya festis de rock, y que ahí griten todos revolución, pero estaría también de puta madre oír gritarlo en una manifestación.

¡Salud!

Anuncios

3 comentarios sobre “Y llegó abril, y nos volvimos a ver

    En julio, una experiencia alternativa « escribió:
    4 julio, 2016 en 23:48

    […] clásico donde los haya, que estrenaban hace bien poco su disco Cuchillas, como os adelanté en mi experiencia viñarrockera. Como no podía ser de otra forma, EUKZ dejó encantado a todo el mundo, coreando sus canciones […]

    Me gusta

    Rock and Roll al sur de Madrid « escribió:
    16 septiembre, 2016 en 15:51

    […] su último álbum Cuchillas. Personalmente, este año les hemos disfrutado en el festival Viña Rock y en el Alterna, y puedo decir con completa convicción que nunca decepcionan, de hecho, cada vez […]

    Me gusta

    […] su nuevo disco salió a la venta, y también mis experiencias en sus conciertos de este año en el Viña Rock y en el Alterna. Y es que, desde la primera vez que les viese en la sala Arena hace ya 4 años, este […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s